jueves, 22 de agosto de 2013

La vida simple



Un día cualquiera sales a pescar unos cuantos peces, seguro que muchos serán Lubinas, pero te gusta hacer chistes con los nombres de los que pescas. Igual consigues uno nuevo y seguro que Sócrates se alegra un montón, incluso con un poco de suerte pescas un tiburón y lo puedes vender a buen precio.

Dando un paseo por el pueblo un vecino te pregunta si tienes algún mueble que encaje bien en su casa, te sobra una mesa verde así que no dudas en dársela, a cambio te da su horrenda cama corazón ¡Qué mal gusto!

Otro día de camino al ayuntamiento ves una tienda ambulante regentada por un zorro llamado Ladino, ya le tienes fichado y sabes que la mayoría de lo que vende son falsificaciones. También vende fuegos artificiales ilegales algunos domingos de verano pero, ¿A quién no le gustan unos buenos fuegos artificiales ilegales?

En el mismo lugar a veces está Katrina, una adivina, esas cosas te interesan demasiado y la verdad es que su tienda no tiene demasiada buena pinta,  algunos vecinos incluso compran ropa o muebles que ella les dice para tener suerte.

Cuando llueve es el momento perfecto para redecorar tu casa, aunque no te importa demasiado salir en esos días, el olor a tierra mojada y humedad siempre te pareció muy agradable. Los días siguientes de lluvia aparecen unos extraños seres enterrados, las llamas giroides, y hacen ruidos cuando los pones en casa. Hay de muchos tipos, percusión, instrumentos de viento, xilófonos, algunos hacen sonidos son irreconocibles. Me pregunto de donde vendrán...

Coger bichos es genial, esos malditos se escapan siempre y perseguirlos es divertido como nada, dicen que hay una isla donde hay muchos escarabajos que se venden bien, debería investigarlo. Al pobre Sócrates los bichos le dan pánico, o asco no estoy seguro, pero le encantan los fósiles. Muchas veces llevas fósiles que ya están en el museo y dice que le encantaría comprártelos si tuviera bayas.

Este sitio es increíble, y solo has estado un par de semanas. No puedes esperar a ver que te depara el futuro.


0 comentarios:

Publicar un comentario